Productos locales, ecológicos y responsables.



contadores de visitas

Vivienda y economía circular

Valor

$1 Pesos

Artículos disponibles: 1

Vivienda y economía circular



Según cifras de Camacol para la próxima década en Colombia se deben construir casi 3.2 millones de viviendas. Solo en el Valle del Cauca el déficit es de 250.000 unidades y en Cali 150.000 según la misma fuente.


La vivienda es un bien básico, proveerla de herramientas que ayuden a materializar un modelo económico a través del cual se puedan aprovechar los recursos es una medida que sin duda permitirá generar un impacto importante en la mitigación de los efectos del cambio climático.


El principal causante del incremento de partículas de CO2 en la atmósfera, que es el principal causante del calentamiento global, es el consumo de los combustibles fósiles: carbón, petróleo y gas natural (desde 280 ppm en 1750 a 400 ppm en 2015.6 7 ).


Las actividades diarias de la vivienda, tales como las cocinas, los refrigeradores, calefacción, ventilación y bombillos; lo mismo que el combustible que emplean los vehículos para su desplazamiento, generan un incremento en la demanda de un recurso que tiene importantes fluctuaciones en su precio y adicionalmente es escaso.


Una salida importante a este problema provendría del reemplazo del uso de este tipo de energías, por ejemplo, con el uso de paneles solares. De igual manera es importante a su vez trabajar en la reducción del consumo y las medidas de ahorro energético que permitan mitigar esta problemática.


Los conjuntos residenciales por ejemplo pueden trabajar en la instalación de paneles solares y energías renovables para el uso de las zonas comunes. De igual forma es importante buscar los medios para reducir los desplazamientos, por ejemplo, con el incremento en el uso de las nuevas tecnologías para incentivar el tele trabajo.


De igual manera y en los casos en los cuales los techos de las viviendas lo permitan, es importante analizar la posibilidad del uso de paneles solares para substituir el consumo energético de cada una de las viviendas.


A simple vista pareciera que suplir el déficit de la vivienda que se requiere implementando acciones y medidas que parecieran más costosas es inviable. Sin embargo, existe la posibilidad de implementar acciones de mitigación que no necesariamente impactan muy fuertemente en los costos directos de las viviendas y que se pueden implementar sin mayor dificultad. Lo importante es empezar y en el camino ir corrigiendo las no conformidades que impiden que se pueda avanzar en la consecución de los objetivos propuestos.


En nuestro caso estamos logrando introducir las siguientes medidas:


1.   Habilitar espacios de tele trabajo desde el conjunto que permitan reducir hasta en un 50% los desplazamientos innecesarios.


2.   Presupuestar la instalación de un panel solar de 320 vatios por vivienda que genera un incremento de menos del 2% en los costos directos de la vivienda.


3.   Organizar a la comunidad de vecinos a través del portal web: www.lapapaya.org de manera que se puedan crear sistemas de incentivos para la separación de las basuras y la creación de unidades productivas.


4.   Dejar espacios disponibles para huertas y compostaje.


5.   Diseñar los proyectos pensando en la ventilación pasiva. (Evitar que los edificios queden expuestos directamente a la radiación solar).


6.   Crear sistemas internos de intercambio desde las viviendas (bonos) que ayuden a implementar las acciones necesarias.


Teniendo en cuenta que muchas de las acciones que se busca desarrollar son culturales podemos ver que el incremento en los costos no es muy alto y por el contrario el impacto positivo en la mitigación del cambio climático será importante.


 


Felipe Velásquez


Arquitecto




 


Para hacer un pedido de Vivienda y economía circular escribe al siguiente whatsapp o comunícate por facebook


Asistencia por wp

También te podría interesar:


¿Quieres una casa sostenible? Dále click a la siguiente imagen:

Flyer de Arquitecto
1

Comparte esta publicación y empecemos a construir entre todos el mundo que queremos tener