Productos locales, ecológicos y responsables.



contadores de visitas

Desarrollo territorial sostenible para el Valle del Cauca

Valor del producto

$1 Pesos

Artículos disponibles: 1

Apoya este proyecto y obtén una compra anticipada con incentivos
Puedes apoyar este proyecto con $5.000 pesos.

Apoya este proyecto
Puedes apoyar este proyecto con $10.000 pesos.

Apoya este proyecto
Puedes apoyar este proyecto con $15.000 pesos.

Apoya este proyecto
Puedes apoyar este proyecto con $30.000 pesos.

Apoya este proyecto
Puedes apoyar este proyecto con $60.000 pesos.

Apoya este proyecto
Puedes apoyar este proyecto con $500.000 pesos.

Apoya este proyecto
Puedes apoyar este proyecto con $1'000.000 pesos.

Desarrollo territorial sostenible para el Valle del Cauca

El principal desafío que afronta nuestro departamento es consolidar una alianza público- privada donde se incluya también al sector académico y que le dé una visión territorial al mismo priorizando la sostenibilidad y el desarrollo económico.

Bajo este orden de ideas es urgente definir una actividad económica viable y con proyección de futuro. El turismo se ha convertido en una tendencia a nivel mundial con un mercado de aproximadamente 34 billones de pesos anuales, según proyecciones del Mincit en el año 2019.

El principal desafío de la región para posicionar el turismo a nivel regional es la reducción en los indicadores de violencia y reactivar económicamente los diferentes sectores de la ciudad.

A la hora de pensar en un desarrollo territorial sostenible para el departamento es importante reducir las tasas de mortandad de las empresas que apenas arrancan; incentivar el emprendimiento y la innovación desde las aulas de los colegios y trabajar en diversos sectores:

Desde el punto de vista de la planeación urbanística habría que articular las nuevas localidades con dinámicas urbanas y económicas que pudieran darle mayor autonomía a cada localidad y a su vez crear una interdependencia entre ellas. Esto con el firme propósito de reducir la movilidad entre las distintas localidades y de este modo aliviar el tráfico urbano.

La renovación urbanística debe trabajarse con un verdadero plan social, robusto y contundente. El sector privado no puede financiar los problemas que competen a la administración pública. Aunque los números parecieran arrojar un negocio oneroso en el papel, en el territorio las dinámicas son otras y la envergadura del problema excede las capacidades del privado. El plan social debería estar acompañado de programas adecuados de reubicación de personas en avanzados procesos de drogadicción y deterioro humano.

Acompañado de este plan social los Caleños y los Colombianos debemos aprender que los niveles o capas sociales no se subdividen en estratos. Los estratos son una invención cultural aberrante y excluyente que han traído más problemas que beneficios a nuestra ciudad. Los Colombianos venimos todos de la misma mezcla de Español mala clase, indígena tibio y africano malgeniado por la esclavitud. Eso unido da como resultado: Colombiano. Si está dentro de nuestros planes incrementar nuestra calidad de vida y vivir en nuestro país tenemos que empezar a reconciliarnos con la historia y con nosotros mismos. Si no está dentro de nuestros planes hacerlo podemos afilar muy bien nuestros guantes y aprender a dejar muy limpios los baños que podemos limpiar en otras partes del mundo.

La unión de capas sociales y de estratos es un planteamiento interesante en zonas de renovación urbanística como el centro de la ciudad ya que generaría dinámicas urbanas y sociales distintas: albergar empresas en los primeros pisos de los edificios que a su vez tuvieran un modelo de co working y co living. Si en Colombia tenemos mezclados los estratos 6 con estrato 1 y en las empresas también se mezclan deberíamos hacerlo ya también en proyectos formales de urbanismo.

En esta mezcla de estratos debemos unir a su vez también al sector privado, el sector público y la academia.

Para que nuestras ciudades funcionen necesitamos que el sector académico se involucre y se pueda hacer una unión de esfuerzos con aportes de los privados y del sector público. Para que esto se de es urgente que las finanzas públicas sean 100% rastreables, los funcionarios aprendan que no son gamonales sino empleados del país y los privados encontremos garantías reales para nuestros aportes a través de los impuestos y de este modo podamos pagarlos sabiendo que revierten en vías, educación, salud y otros servicios comunitarios.

Esta unión de estratos, sectores (público, privado y académico) desembocará en la confluencia entre los retornos sociales, económicos y medioambientales de una economía dinámica y bien saneada que a su vez terminarán mejorando nuestros indicadores de sostenibilidad. Para ello es fundamental el trabajo mancomunado de la ciudadanía a través de las agremiaciones y asociaciones.

Felipe Velásquez Palacio

Arquitecto



Para hacer un pedido de Desarrollo territorial sostenible para el Valle del Cauca escribe al siguiente whatsapp o comunícate por facebook


Asistencia por wp

También te podría interesar:


¿Quieres una casa sostenible? Dále click a la siguiente imagen:

Flyer de Arquitecto
1

Comparte esta publicación y empecemos a construir entre todos el mundo que queremos tener